#LunesSinCarne: Crema de Zapallo

Hace un par de años tomé un curso de nutrición holística y aprendí algo que parece obvio pero que no todo el mundo practica: que comer y tomar cosas tibias durante los meses fríos del invierno es extremadamente importante para mantener una temperatura corporal perfecta. Sin embargo, los saludables crudívoros (que comen todo crudo durante el año entero) dicen que su dieta es buenísima aún cuando hace frío, pero yo estoy comenzando a necesitar algo caliente algunas mañanas, especialmente ahora que el verano está llegando a su fin. Con este clima prefiero dejar de lado las ensaladas y consumir verduras rostizadas, sopas, guisos y tés.

En Perú tenemos una larga tradición de consumir una gran variedad de sopas y cremas hechas al momento. Esto viene de la época pre-hispánica, cuando los antiguos habitantes del país aún cocinaban poniendo piedras calientes dentro de los recipientes donde estaban los ingredientes. Cremas de papa, sopas de choclo, Menestron, Sopa Criolla, y Aguadito, son algunas de las sopas caseras favoritas de todos los tiempos, y creo que muy pocas personas se atreven a recurrir a comprarlas ya hechas o a abrir una lata de sopa.  Mientras crecía en Lima, y luego viviendo fuera, mi comida ideal para las noches de invierno era siempre un delicioso y humeante tazón de sopa de vegetales. No solo se hacen sopas y cremas deliciosas y reconfortantes sino que son facilísimas de hacer y ¡prácticamente no necesitas una receta! Una de mis preferidas es la crema de zapallo loche, una sopa cremosa hecha con un tipo especial de zapallo que solo se encuentra en el norte de Perú. El zapallo loche  es nativo de la costa norte peruana y se usa en platos tradicionales como arroz con pato, hecho puré y servido como guarnición, y es ideal para hacer risotto y para rellenar ravioles. Su sabor es delicado, su color de un naranja intenso, y su textura es más suave que otras calabazas, por lo que se ralla con todo y cáscara y se agrega así a la olla. Una vez que se mezcla con los otros ingredientes, y bajo los efectos del calor, se deshace y se integra con el resto de los ingredientes, aportando su deliciosa y cremosa textura.

Pero aquí estoy, añorando esta deliciosa sopa de mi niñez, a miles de kilómetros del zapallo loche más cercano. Por suerte para mí, no me desanimo fácilmente, así que hoy haré mi propia versión de esta sopa con los ingredientes que encontré en el supermercado. En esta época del año hay bellísimos zapallos de todo tipo que están en plena temporada, así que compré un buttercup squash como ingrediente principal. La papa amarilla se usa para dar cuerpo y textura a esta crema, pero a falta de ella decidí usar un camote para intensificar tanto el sabor como el color de la sopa, así como su dulzura.

Lo mejor de esta sopa es que puedo congelarla y recalentarla cada vez que me provoca un tazón de sopa caliente. Mi cuerpo está tibio y mi barriga contenta, así que mi receta llena de nutrientes (y sabor y color) pasó la prueba y es ahora un clásico en mi casa.

Crema de Zapallo
Autor: 
Tipo de recetas: Aperitivo
Tiempo de Prep.: 
Tiempo de cocinar: 
Tiempo total: 
Comensales: 2-4
 
Ingredientes
  • 2 cucharadas de aceite de oliva o mantequilla
  • ½ cebolla roja, picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 1 zapallo loche pelado y picado (o el equivalente de buttercup squash)
  • 1 camote pelado y picado (o una papa amarilla peruana, si puedes encontrarla)
  • 2 ramitas de tomillo fresco o 1 cucharadita de tomillo seco (o cualquier otra hierba de tu preferencia)
  • Sal y pimienta
  • 2 litros de agua o caldo de verduras
  • Queso parmesano rallado o en láminas (opcional)
  • Para los croutons (opcional)***
  • 1 trozo de pan campesino
  • 1 diente de ajo pelado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
Instrucciones
  1. Calienta el aceite o la mantequilla en una olla a fuego medio-alto. Saltea la cebolla y ajo, revolviendo constantemente hasta que dore.
  2. Incorpora el sapallo, el camote, hierbas, sal y pimienta al gusto. Revuelve bien.
  3. Añade el agua, tapa la olla y cocina por 20 minutos o hasta que los vegetales estén suaves. Retira la tapa, apaga el fuego y enfría.
  4. Mientras tanto prepara los croutons.
  5. Licúa la sopa en la licuadora, poco a poco. No llenes el vaso con el líquido caliente porque puede explotar cuando la hagas funcionar. Deja un poquito abierta la tapa y cubre con un paño de cocina. Si tienes una licuadora de inmersión, será mucho mejor.
  6. Sirve la sopa caliente con queso parmesano y los croutons. Puedes decorar con algunas hierbas, si te provoca.
  7. Para hacer los croutons***
  8. Corta el ajo por la mitas y frótalo en el pan. Corta el pan en cubitos y rocía con aceite de oliva. Hornea o cocina bajo el broil por 5 minutos o hasta que dore y se tueste ligeramente.


Comentarios

  1. Hola amiguitos: me encanto la receta de la crema de Zapallo, are mañana. gracias por darnos me gustaria que me den la receta de la causa limeña, chupe de Camarones, nogada de bacalao, CochaYuyo, bueno todo lo tradicional de la semana Santa en Postres Suspiro limeño. Arroz con leche etc etc. etc. gracias por la recetita me gustaria que me manden a mi correo. gracias y saludos.

Trackbacks

  1. […] Squash soup from perudelights.com drizzled with roasted pumpkin seeds and coconut milk. […]

Deja un comentario

*

Evalúe esta receta: