Suspiro Limeño – Pura Poesía

También conocido como Suspiro de Limeña, este manjar está en la lista de los postres más increíblemente dulces que he probado. En realidad, es tan dulce que siempre lo acompaño con un gran vaso de agua para no empalagarme. También me gusta tomarlo con un té o con un vasito de Pisco (el destilado de uvas nacional) para cortar la intensidad de su dulzor. Pero no quiero confundirte, este postre es exquisito y me encanta comerlo cada vez que puedo, aunque en porciones pequeñas. Si lo pruebas te encantará. Es un dulce inolvidable para quienes tienen diente dulce.

En su hermoso libro, El Perú y sus Manjares, Un Crisol de Culturas, Jossie Sison de De La Guerra narra la historia del suspiro, dando crédito al poeta José Gálvez por haberle puesto tan lindo nombre. Aparentemente el artista era un romántico hasta en lo concerniente a la comida, comparando este glorioso postre con el suspiro de una bella limeña.

Últimos Videos

El suspiro limeño probablemente fue inspirado por el manjarblanco, nuestra peruanísima versión del dulce de leche, y que estaba en el pico de su popularidad durante la época colonial. Este se hace cocinando leche condensada, leche evaporada y yemas de huevo y, cuando toma cuerpo, también cambia de color. Este manjar se corona con enormes copos de un merengue italiano perfumado con vino Oporto y rociado ligeramente con canela en polvo. Usualmente se sirve en copas individuales, pero también se puede preparar en un recipiente grande.

La cantidad de recetas para este postre es enorme, pero hemos probado esta muchas veces y nos encanta. Es mucho más fácil de lo que parece y el resultado es puro placer, especialmente si te gusta lamer espátulas y los tazones que usas en la preparación. Pero no te dejes llevar por la diversión pues la pastelería requiere de procesos exactos y tiempos precisos para asegurar buenos resultados, así que concéntrate a pesar de los efectos del azúcar y sigue las instrucciones al pie de la letra para evitar cualquier error.

Suspiro Limeño
Author: 
Recipe type: Postre
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 4
 
Ingredients
  • 1 lata (12 oz) de leche evaporada
  • 1 lata (14 oz) de leche condensada
  • 3 huevos, separados
  • 1 taza de azúcar
  • ¼ taza de Oporto
  • 2 cucharadas de agua
  • Canela en polvo
Instructions
  1. En una olla de fondo grueso -como una olla de presión, por ejemplo- combina las leches evaporada y condensada.
  2. Cocina a fuego medio-bajo, revolviendo constantemente con una cuchara de madera hasta que la mezcla comience a espesar y tome un lindo color caramelo o hasta que puedas ver el fondo de la olla cuando pasas la cuchara (aproximadamente 40 minutos. Eso depende de la intensidad del fuego de la cocina). Apaga el fuego.
  3. Bate ligeramente las yemas en un recipiente. Vierte un par de cucharadas de las leches calientes batiendo rápidamente para temperar las yemas y regresa todo a la olla, revolviendo rápidamente. Reserva. Esto se llama manjarblanco de yemas y en otras preparaciones puede llevar hasta 8 yemas. Pero eso es otra historia.
  4. En otra ollita combina azúcar, Oporto y agua. Lleva a ebullición y deja hervir unos 6 minutos sin revolver para que no se acaramele la mezcla. El almíbar está listo cuando metes la punta de una cuchara y al levantarla cae un hilo de almíbar super fino y vuela con el aire.
  5. Mientras tanto, bate las claras en la batidora a velocidad alta hasta que forme picos suaves (lo notas cuando paras la batidora y al levantar el batidor ves que se forma un merengue suave). Ten siempre en cuenta que para que el merengue quede perfecto, tanto el tazón como el batidor deben estar escrupulosamente limpios, sin rastros de grasa. De lo contrario no va a crecer.
  6. Agrega el almíbar en un hilo fino, mientras bates vigorosamente hasta que el merengue enfríe.
  7. Vierte el manjarblanco ya frío en copas individuales o en un recipiente grande. Encima pon un rosetón de merengue de manera decorativa (es más fácil si usas una manga para decorar, pero puedes hacerlo con una bolsa a la que le has cortado una esquina o con una cuchara). Espolvorea ligeramente con un poquito de canela en polvo.
  8. Sirve el suspiro a temperatura ambiente o mantenlo refrigerado. De cualquier forma es delicioso.


Comentarios

  1. El suspiro es sin duda el postre bandera de Lima, es verdad que es bien dulce, creo que uno tiene que acostumbrarse a comerlo. A mi esposo le encanta y se lo puede comer sin necesdad de tomar agua, que como dices, a veces se necesita para bajar el dulce en la boca.
    Me ha encantado tu blog.

  2. Se puede rebajar el dulce con una cucharadita de maizena disuelta en un poco de agua (añadir con las yemas), sin afectar el sabor.

  3. how many ounces do you think this recipe makes?

  4. Can this be made without the port wine?

  5. I made this last night for dessert. It was spectacular!

  6. Hi there. Is this different from Suspiro de Lucuma? I noticed that the recipe doesn’t call for lucuma or lucuma powder. Thanks!

  7. Is this different from Suspiro de Lucuma? I noticed that the recipe doesn’t call for lucuma powder or lucuma. Thank you.

  8. poooo poooo

Trackbacks

  1. […] Suspiro de Limena – A dulce de leche inspired custard with port meringue layers. Wow is it sweet. Like. Wow. […]

  2. […] but why order something you can get anywhere else? I recommend the so-called “sigh of Lima,” Suspiro Limeño, a decadent custard sweetened with Port wine and condensed milk, topped with a flurry of grated […]

  3. […] Recipe adapted from the book on Peruvian cuisine by Emilio Peschiera and the Peruvian blog Peru Delights […]

  4. […] Receta adaptada del libro de cocina peruana de Emilio Peschiera y del blog peruano Peru Delights […]

  5. […] as everyone likes a sweet bite to feel special this day. Read our post about these cookies here.10. Suspiro de limena (limena’s sigh). This is probably our most romantic dessert. Its poetic name, together with […]

Deja un comentario

*