Tallarines Verdes – Pesto al Estilo Peruano

Reconfortante pasta con salsa de albahaca, espinaca y queso 

Desde que tengo memoria mi plato favorito en el mundo ha sido la pasta con pesto. Cuando era chiquita, en mi casa me hacían este platillo para mi cumpleaños, igual cuando estaba enferma, y en cualquier otro momento en el que querían hacerme sentir mimada y amada. Fue una sorpresa enorme cuando me di cuenta, y no recuerdo exactamente cuándo fue, pero estoy segura que estaba en el colegio, que lo que siempre había considerado como “pesto” con esos sabores que había mantenido tan cerca de mi corazón, no era el auténtico sino la versión peruanizada del bestseller italiano.

Me encontré -a esa tierna edad- en una encrucijada culinaria, tratando de decidir si seguir siendo leal a los sabores que me habían proporcionado tanto deleite o apegarme al plato original que se había convertido en parte de mi identidad. Como ya era una foodie en ciernes ( algunos me llamarán traidora por esto), elegí el nombre. Desde entonces, todos los cumpleaños o cualquier otro evento importante en mi vida, han estado acompañados por enormes platos de spaghetti al pesto (el original), y mi adorado ex-plato favorito desapareció de nuestras cocinas por muchos años.

En mi defensa diré que amaba el pesto real, y mi mamá hace el mejor que he probado en todo el mundo. Pero después de años de readaptar mis papilas gustativas, comencé a extrañar los sabores de mi niñez. Cuando me fui a vivir a otro país, en los anaqueles de los supermercados podía encontrar muchos frascos llenos de salsas italianas para pasta, que venían en todos los colores y texturas, pero nuestra versión del clásico -obviamente- no estaba por ninguna parte y comencé a extrañarla y a apreciarla profundamente.

¿La historia detrás de este plato? El Pesto vino a Perú con los inmigrantes italianos que llegaron de Liguria, que es conocida por ser la cuna de esta popular salsa porque tienen la albahaca más aromática en el mundo. Su gastronomía sencilla pero exquisita, tuvo una influencia permanente en la cocina peruana, y el pesto ligure original se convirtió con el tiempo en nuestros amados tallarines verdes, igual que pasó con la pasta al pomodoro, que se transformó en tallarines rojos.

Cada cocinero tiene su receta favorita y muchas variaciones. Muchos ponen una milanesa de carne sobre la pasta. Otros le ponen huevo frito y ¡hasta papas fritas! A mí me gusta comerlo con vainitas al vapor y uso pasta de arroz o de quinua para hacerlo más saludable. Si quieres mejorarlo aún más, agrega zucchini salteado, habas y alverjitas. Una vez hice una versión vegana reemplazanzo la leche con soya y el queso con tofu. Te aseguro que no tenía nada que envidiarle al pesto original.

Tallarines Verdes
Autor: 
Tipo de recetas: Plato de Fondo
Tiempo de Prep.: 
Tiempo de cocinar: 
Tiempo total: 
Comensales: 4
 
Ingredientes
  • 1 lb de spaghetti
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ¼ cebolla roja picada
  • 4 tazas de espinaca picadas
  • 1 taza de albahaca picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • ¾ taza de leche evaporada
  • ½ taza de queso fresco picado en cubos
  • ¼ taza de pecanas
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • 1 taza de vainitas cocidas
  • ½ taza de queso parmesano rallado
Instrucciones
  1. *Cocina la pasta en agua salada hirviendo siguiendo las instrucciones del paquete.
  2. Mientras tanto calienta 1 cucharada en una sartén a fuego medio, saltea la cebolla y el ajo, revolviendo ocasionalmente, unos 10 minutos. Que no dore.
  3. Vierte un poco de agua caliente sobre la espinaca y la albahaca (puedes usar la misma agua de la pasta). Escurre.
  4. En la licuadora procesa la cebolla, espinaca, albahaca, ajo, leche evaporada, queso fresco, pecanas, ¼ taza de aceite de oliva, sal y pimienta, hasta que esté homogénea.
  5. Escurre la pasta y combina con la salsa y las vainitas cocidas.
  6. Sirve inmediatamente con queso rallado.

Comentarios

  1. My abuelita used to make this dish for me years ago and I never thought to ask her what it was called. My mother (not Peruvian or familiar with anything even remotely Peruvian save my father) always insisted it was called lomo, which I found out not to be the case when I finally visited a Peruvian restaurant. However, I was really excited to find out that I’d been making my own vegan version of tallarines verdes for years, thanks to a garden overflowing with both spinach and basil.

    Anyway, I just stumbled across your site by accident and am over the moon excited! I have only visited Peru once, but I grew up listening to my father’s descriptions of the food he ate the first 17 years of his life in Lima. His stories influence the way I cook, but no one in my family ever thought to record abuelita’s recipes, so there’s been a lot of trial and error in my kitchen. I look forward to digging into your recipe archives.

  2. This is a really good recipe. Follow the directions and you can’t go wrong. Be sure you serve it with real parmesian cheese on top. Peruvians sometimes serve it with grilled skirt steak on the side. I substituted grilled London Broil sliced thin before serving. Ive had this dish many times in Peru and here at home in the US. My Peruvian girlfriend makes it too, and this recipe here rivals all.

  3. Love this dish , my mom also boil potatoes then sliced them and fried it , side with thin steak with a lot of bread crumbs fried (also call beefsteak apanado) , do not forget the green beans and enjoy it!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  4. I love your site and especially the veggie versions of the recipes! I’m British but lived in Peru on and off for 17 years, all of which time I was vegetarian and raising veggie kids. I have evolved many vegetarian versions of Peruvian recipes but here are some new ones to me and twists and substitutions I hadn’t thought of. I really appreciate your creative approach. Thank you so much!

  5. Hi! This is the FIRST time I’ve heard of someone else, raised with “tallarines verdes” and thinking that it was just my Peruvian mom’s way of saying Pesto. Every time I would go to a restaurant, or to anyone else’s house, they would make “Pesto” but it was NOT MY PESTO! … Today, 22 years old, in college, and hungry – I’ve decided to make myself the Tallarines Verdes, but not the pesto that everyone thinks I want. I want MY pesto. so I set forth on an interweb adventure to find the answer to my curious “Peruvian Pesto” and I had it in about 15 seconds – thanks to your site.

    Also, THANK YOU for the little history lesson about the italians bringing over this culture dish to Peru. My family are among those that left Italy for Peruvian gold (consequently leaving Peru for America 3 generations later). Now I will enjoy this dish even more having learned about its history, connection to my past, and the intense 15 second google search (just to work up the appetite).

    Bon Appetit & Buen Provecho !

Trackbacks

  1. […] a pesto junkie. Yes, it’s true. As I recounted in my very first blog post ever back in 2011, pesto was my first food love. The Peruvian version of pesto, that is. This dish is […]

  2. […] adicta al pesto. Sí, es verdad. Como he relatado en la primera publicación de mi blog en el año 2011, pesto fue la primera comida de que me enamoré. Es decir, la versión peruana de […]

Deja un comentario

*

Evalúe esta receta: