Volador – Dulce Postre Para Volar

SANDWICH DE GALLETAS LIGERAS Y CROCANTES RELLENO DE MANJARBLANCO Y MERMELADA DE PIÑA.

La primera vez que tuve la brillante idea de hacer manjarblanco en casa, o dulce de leche, fue tomando la receta más fácil que encontré: poner a hervir unas latas de leche condensada durante un par de horas. Por arte de magia –o mejor dicho, por el calor del fuego- la leche se convierte en el dorado manjar, con la consistencia perfecta y el sabor exacto. Naturalmente hay que dejar enfriar completamente las latas para poder abrirlas sin peligro, cosa que yo no sabía y además estaba demasiado impaciente como para sentarme a esperar.

Para hacer corta una historia larga, cuando sentí que las latas estaban a temperatura ambiente, procedía a abrir una, y apenas el abrelatas hincó el metal, salió una explosión de manjarblanco caliente –como lava de volcán, imagínense- y todo el techo de mi cocina quedó cubierto con el dulce. Tuve suerte que nadie salió lastimado ni quemado, pero aprendí el arte de tener paciencia en la cocina, y después de eso, cada vez que lo preparaba de esa forma, esperaba al menos uno o dos días para abrir las latas. La mayoría de las veces prefería comprarlo ya hecho.

Últimos Videos

Por el Día del Dulce de Leche, he preparado para ustedes uno de los postres limeños más delicados y tradicionales. No tengo la historia exacta ni la fecha en que comenzó a prepararse, pero como es conocida por todos la dulce afición que tenemos los peruanos y, además, incluye el manjarblanco, pensé que les encantará tanto como a nosotros.

Hace unos años, en Lima, los voladorcitos –versión miniatura de este dulce- estaban presentes en todas las fiestas infantiles. Un volador se hace con yemas, Pisco y harina, y las proporciones acostumbradas eran: por cada yema una cucharada de harina. La receta que tienen aquí es práctica y fácil, la pueden hacer con anticipación y armarla a último minuto para que los discos de masa estén crocantes y puedan disfrutar de la maravillosa textura de esta exquisitez.

5 from 1 reviews
Volador - Un Postre Para Volar
Author: 
Recipe type: Postre
Cuisine: Peruana
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 6
 
La primera vez que tuve la brillante idea de hacer manjarblanco en casa, o dulce de leche, fue tomando la receta más fácil que encontré: poner a hervir unas latas de leche condensada durante un par de horas. Por arte de magia –o mejor dicho, por el calor del fuego- la leche se convierte en el dorado manjar, con la consistencia perfecta y el sabor exacto. Naturalmente hay que dejar enfriar completamente las latas para poder abrirlas sin peligro, cosa que yo no sabía y además estaba demasiado impaciente como para sentarme a esperar.
Ingredients
  • 5 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de Pisco o aguardiente
  • 1 taza de harina sin preparar
  • 1 frasco de dulce de leche
  • Mermelada de piña
  • ½ taza de azúcar en polvo
Instructions
  1. Precalienta el horno a 350°F.
  2. Bate las yemas a velocidad alta unos 10 minutos, hasta que estén bien espesas. Agrega poco a poco el Pisco o aguardiente.
  3. Incorpora la harina fuera de la batidora, revolviendo con una espátula.
  4. Vuelca en una mesa ligeramente enharinada, amasando hasta que la masa esté lisa y brillante. Divide en tres partes, reserva dos cubiertas con plástico o un paño, y estira una bolita con el rodillo hasta que esté transparente, bien delgada. Si tienes una máquina para hacer pasta, puedes usarla en el rodillo más finito.
  5. Corta una redondela o un rectángulo, coloca en una lata, hinca con tenedor y hornea 10 minutos o hasta que esté ligeramente dorada y llena de burbujas. Retira del horno y pon a enfriar en rejilla. Repite con el resto de la masa.
  6. Cuando estén listos los discos, puedes guardarlos en latas bien cerradas hasta el momento de armar el postre.
  7. Armado:
  8. En un plato coloca un disco de masa. Cubre completamente con dulce de leche.
  9. Encima acomoda la otra galleta, cubriendo esta con mermelada de piña. Tapa con la tercera galleta y rocía todo con azúcar en polvo.
  10. Manté a temperatura ambiente.


Comentarios

  1. How could it be World Dulce de Leche Day and I don’t know it!
    Must go eat some.

    Love the volador!

  2. I should not be on this blog with an empty stomach.

  3. Dulce de leche and pineapple marmalade. Looks so delicious.

  4. My pants shrank just looking at the picture.

  5. Never seen it done with pineapple… Yum!

  6. I would be one to open the can a few hours later. This looks so good– suddenly realized that I’m hungry. nothing can be good after looking at this!

  7. I love dulce de leche and I know I would devour this sweet!! yummy!!

  8. This cookie with dulce de leche looks yummy. I will try and boil the can and see what happens. Thanks for the tip not to open for a couple of days. 🙂

  9. I LOVE dulce de leche! And this looks delicious – I don’t need it to be a certain day to eat this though 😉

  10. la masa lleva pisco?? q rico q debe ser! me la agendo para probar!

  11. I love dulce de leche ! yummy!!

  12. yo también me lo agendo para una cena especial, que rico!!

  13. The volador (minus the pineapple marmalade) reminds me of the Argentine dessert called rogel. I never would have thought to combine dulce de leche and pineapple. I must try this!

  14. Voy a probarla y os cuento, espero no quemar nada!

    Gracias por compartirla 😉

  15. Mmmmmm!

    Dulce de leeeechee! I’m from Argentina. DDL here is everywhere. It is said that it was created by accident by a maid who worked for Rosas in the 19th century. A jar of this sweet never fails to be present in our fridges. I’m glad that it is coming to be more widely known in other countries and that it is still keeping its original name. Without it, our childhood would not have been the same. All I can say is, ENJOY!

Deja un comentario

*